ALGO QUE ME IMPORTA MUCHO DESDE QUE SOY MADRE

Algo que me importa mucho desde que soy madre es cómo poder ayudar a mi hijo a desarrollarse según quien es él. Soy muy consciente de que en gran parte está en mis manos... y también es algo que si lo pienso mucho me da miedo ¿Cómo lo hago para no trasladarle mis expectativas o mis miedos? ¿cómo potenciarle respetando quién es él? ¿cómo sé que lo estoy haciendo bien?
 
 Nuestros hijos son nuestros mejores maestros, quienes nos enseñan dónde está nuestro límite, quienes ponen a prueba nuestra paciencia y quienes nos ponen delante las cosas que menos nos gustan de nosotros mismos. Ser madre/padre es un camino complejo pero a la vez precioso. Por eso requiere que saque lo mejor de mí como madre y como persona.
 
Sé de buena tinta que lo que le va a influir a mi hijo no es lo que yo le diga,  sino lo que yo SEA. Esto quiere decir: mis actitudes, mis miedos, mis fortalezas, mis emociones, mi manera de mirarle y de relacionarme con él. Todo esto va directo a su corazón.  Y esto ya está presente desde que nuestros hijos son bebés.
 
¿Cómo llegar al corazón de tu hijo? Esa es la pregunta que yo misma, junto a mi equipo de AEIOU (www.coachingpadresaeiou.com)   nos hicimos como coaches y padres hace ya un tiempo. Por supuesto hay muchas maneras de hacerlo.  La fundamental y básica es la emoción, es decir, cómo le hagas sentir.
Lo que hemos hecho nosotros es recoger todo aquello que nos ha funcionado en un formato práctico y sencillo que se llama AEIOU. ¿Para qué? Pues para compartirlo contigo, papá o mamá, que como nosotros quiere potenciar a sus hijos y la relación que tienen con ellos.